Los inicios de Migrante

Como toda diseñadora industrial en formación, siempre tuve el sueño de hacer algo realmente útil, pero no sabía qué. Me di cuenta de que en los inviernos de Duoc San Carlos la gente tenía dos opciones: o se vestían para la nieve, o morían de hipotermia.

Fue así como en el 2013, y mientras mis estudios seguían su curso, nació la idea de crear “Knot”, el primer emprendimiento tejido, en el cual hacía bufandas kilométricas y confeccionaba gorros con telar. En esta época mi pololo (Ignacio, gracias por tanto) me regaló clases de crochet básico con Carolina de @quetramas. Desde entonces (un poco por fan, y un poco por gusto) quedé enganchada del crochet, el cual también definió el tema que usaría para mi proyecto de título, el que finalmente se basó en los oficios.

Migrante

En el 2014 tomé un optativo de esos que te obligan a tomar porque son todo menos optativos; esto lo hice junto a unos chicos que estudiaban Ingeniería en Sonidos. Al principio no tenía mucha fe en lo que resultaría, pero lo dictó Bene (@benilopez), y esto me motivó a crear con mis compañeros la primera manta sonora: era una manta que incluía parlantes, y estaba hecha con grannysquares (toda tejida a crochet, por mí).

Lo entretenido de esta manta, era que podías transportarla a donde quisieras, lo que iluminó mi cabeza al momento de darle nombre, y la llamamos migrante.

Así uní mi nuevo amor (el crochet) y las ganas de emprender, y creé la marca Migrante, cuyas características son la libertad de inventar, escoger materiales, crear diseños y migrar… sobretodo migrar.

Comencé vendiendo mantas a pedido, y no tardé mucho en empezar a confeccionar wristworms (guantes sin deditos, parecidos a los mitones) los cuales fueron todo un éxito. Tanto fue el revuelto de esta creación, que otra seca, Estefanía Salas (@estefanialicha), creyó en mis propuestas, y gracias a su apoyo mis productos (la manta pantone y los wristworms) se ganaron un espacio en la revista Más Deco de La Tercera.


Así, empecé mis propias clases de crochet básico, que fue publicitado en esta revista, y atrajo muchísimas alumnas que desarrollaron talentos increíbles.

“Revitalizando la tradición del crochet con accesorios para el mundo actual.” 

Ya egresada y con muchas ganas de continuar este sueño, arrendamos un taller en Bustamante; aquí seguí impartiendo talleres, tejiendo y aprendiendo a coser. En ese momento La Vida en Craft se interesó en lo que hacíamos, y desarrollamos el primer trabajo colaborativo.

Tiempo después, Viste La Calle saca una publicación con nuestros wristworms, cuyo encabezado decía “Migrante, revitalizando la tradición del crochet con accesorios para el mundo actual.” Desde ese momento, creímos más que nunca en esto.

Pero ocurrió algo -lógico- en lo que no habíamos pensado: se acabó el invierno, el frío, y la necesidad de abrigarse. Y como la búsqueda no debía terminar ahí, me la jugué con lo que tenía; compré tela y me la jugué creando a fines del 2014 la línea COLOR BLOCK, que constaba de totebags y clutch, con tan buena recepción por parte del público, que sembró en mi cabeza el diseño del producto estrella de Migrante, el toolcase.

Este produco nos profesionalizó al punto de realizar el primer collab y rediseñar nuestro logo, el cual estuvo a cargo del gran Mauro Andrés (@xx), diseñador y tipógrafo penquista.

 

La llegada de las #Collabseries

Comenzando el 2015 cambiamos nuestro taller al Barrio Italia; animada por la pasión de la colaboración, unimos fuerzas junto a Gabo Romero (@ges86) y Pamela Vera (@cabrochico) y dimos paso al nacimiento de las #COLLABSERIES, en la cual creamos libretas, tooslcase explorador y wristworms para instalarnos en ferias.

Fue tal el éxito de las #COLLABSERIES, que decidimos hacer una segunda versión de toolcases explorador y totebags, esta vez de la mano de los increíbles patrones de Camila León (@misscamilaleon).

Así se pausó una de las cosas más increíbles que me ha pasado en la vida, pues consciente del camino recorrido, debía tomar la decisión más importante de todas: titularme.

Hoy, casi 2 años después de todo lo cosechado, he decidido volver. Porque no importan las trabas, ni las dificultades por las que debo atravesar para cumplir mis propósitos. Desde hoy estoy lista para hacer junto a ustedes esto que siempre soñé: Migrante. Mi Migrante.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *